Fraude por Concesionaria Automotriz

English

Los casos de Fraude por Concesionaria Automotriz (“Fraude Automotriz”) involucran a concesionarias, y a veces compañías de financiamiento, quienes a sabiendas llevan a cabo prácticas de negocios fraudulentas, injustas, engañosas y/o ilegales al vender o arrendar un vehículo. Hay muchas situaciones que caen bajo la categoría de Fraude por Concesionaria Automotriz. Este tipo de prácticas de negocios pueden ocurrir antes de, durante, o después de la compra del vehículo. Ejemplos comunes incluyen el no divulgar daños ocurridos durante un accidente, antedatar los contratos, distorsión de la certificación de los vehículos, recuperaciones indebidas, financiamiento “yo-yo”, y protecciones “como esta” (AS IS).

Hay muchas leyes y reglamentos que se aplican a la compra de automóviles, y existen para protegerlo a usted. Como consumidor, usted posee una amplia gama de derechos. Si siente que sus derechos han sido violados de cualquier manera, por su tranquilidad consulte con un abogado y luche en contra de las concesionarias sin escrúpulos.

Su demanda puede contener elementos de la Ley Lemon y Fraude Automotriz. El Bufete Jurídico de David Valdez, Jr. evaluará su caso y platicará con usted para determinar el procedimiento óptimo y explicarle el proceso. Estamos aquí para pelear por los derechos de los consumidores del sur de California y protegerlos.

Ley Lemon

La Ley Lemon de California ( Acta Song- Beverly de Garantía del Consumidor) ofrece protecciones para aquellos consumidores que sin saberlo compraron un vehículo defectuoso que no puede repararse con un número “razonable” de intentos dentro del plazo de la garantía. Esta ley se aplica a defectos presentes en el vehículo desde que sale de la fábrica, sean aparentes o no.

Broken Down Car

La Ley Lemon se aplica a bienes de consumo, incluyendo vehículos nuevos, usados o arrendados. Barcos, camionetas, motocicletas, embarcaciones personales, vehículos recreativos y algunos vehículos comerciales están cubiertos por la Ley Lemon.

De acuerdo con la Ley Lemon, los consumidores tienen derecho a que el fabricante reponga el vehículo defectuoso, o que se lo compre al consumidor, y también que le reembolsen los honorarios del abogado, costos y gastos que resulten de la demanda. Cada caso es único y se evalúa de manera individual para asegurar que usted reciba consejos adecuados. Los casos con frecuencia incluyen elementos de La Ley Lemon y Fraude Automotriz.